Agenda para agosto 2019 

Quietud
Soy la Diosa del descanso. Paro. No hago. Soy. Tomó el espacio entre cada acción. Cada respiración. La eternidad del momento presente... Como un gran oasis de NO hacer, y plenamente SER. Entonces vuelvo a encontrarme conmigo misma. Me regaló momentos preciosos, de soledad. Soy la Diosa de la Quietud, la Reina de la Pausa...

 


 

No intentes resistirte a los cambios que te encuentres en el camino. En cambio, deja que la vida fluya a través de ti. 

Rumi ​-Frase del Círculo de Mujeres Meditando 

 


Diosa de la Quietud,

Abrimos este mes de agosto, con el primer día de una nueva luna. En este mes de agosto, el universo nos bendice con dos lunas nuevas y una luna llena. La primera luna nueva nació ayer, y la próxima nacerá el 30 de agosto. Esta sera una superluna negra nueva, al ser la segunda, en un mismo mes. Un fenómeno que rara vez ocurre. Es similar a un año bisiesto, ya que el ciclo lunar y nuestro calendario, no cuenta con la misma duración. 

 

En la vida, hago de cada nacimiento, la oportunidad de celebrar y ofrecer, un nuevo empezar. La luna nueva, es uno de estos momento para parar, e integrar. Entonces me dedico a nutrirme; descanso, conecto, siembro, rezo y agradezco, a este ritual de iniciación. Conmigo misma.

 

Para dedicarme a explorar todo lo que soy, necesito parar y detenerme.Darme cuenta. Enfocar mi atención y conciencia, para unir con la vibración de la energía, de la intención. A medida que tomamos la responsabilidad sobre nuestras necesidades físicas y emocionales. Aprendemos a consagrar nuestro descanso. Nuestro estado de conciencia evoluciona, crecemos en sabiduría, creatividad, alegría, empatía y amor... Todo esto, mientras paramos, y entramos en nuestro reino, de quietud.

 

Somos las Diosas del descanso. Estamos tan acostumbradas a hacer, todo el tiempo, a no parar, a pasar de una cosa a la otra... A hacer múltiples tareas a la vez, y no estar en ninguna, realmente presente. Entonces, llegan los fantasmas (estrés, miedo, enfado, intranquilidad, etc…). Entramos en un círculo vicioso… Para no sentir todo esto, nos mantenemos “ocupadas” todo el tiempo. Sin tranquilidad, no es posible pensar de manera clara. No dejamos que las cosas lleguen por ellas mismas, las queremos ya. Proyectamos a un futuro imaginario, y nos olvidamos a poner la atención, en el momento presente, el único que tenemos... 

 

Ayer, hemos celebrado el último encuentro, del Círculo de Mujeres Meditando, antes de vacaciones. Para festejarlo y abrirnos al portal del descanso, he ofrecido un encuentro especial... Hemos tomado un viaje sonoro, a través de las olas... Creadas por las vibraciones, de los cuencos tibetanos... Que viaje... Rendidas y dispuestas a entregarnos a los mágicos sonidos creados, a través de nuestro querido Ramiro. La sala estaba llena, por nosotras,  por los sonidos y por la energía de cada una de ustedes, desde donde estés... Habéis estado muy presentes. A casa marchamos bailando sobre las olas, siendo vibración... Pura sanación. Gracias Ramiro.

 

Nos olvidamos a vivir el espacio entre las cosas. No dejamos espacio para que las cosas se manifiesten, en su perfecto orden. Y entonces, volvemos a rodar… Hago, hago, hago, cosas… Y la rueda gira y gira, a veces a velocidad de una montaña rusa… Dentro de este baile, nos olvidamos de quien realmente somos. Bailando el ritmo no acordé, de los miles de pensamientos, que nuestra cabeza nos ofrece. Si paramos, elegimos. Y si no, entonces, nos lo creemos...

Te propongo en esta época del año, que nos invita a parar. No querer hacerlo todo. No necesitar cumplir todos tus planes. Ni cuando nos vamos de vacaciones, a veces, no hace falta, 

ver todo... Este es, el perfecto momento para dejar que las cosas lleguen, para mantenerte abierta, curiosa. A como quiere manifestarse, cada día, cada momento de este viaje, llamado vida. En el que estás invitada, a experimentar… Quédate a la expectativa, espera pacientemente que llegue la ola, la vibración, sin necesitar correr tras ella. Confía, que llegará desde de tu lugar de descanso, de tranquilidad. Entonces, en tu propio e único ritmo, podrás actuar. Hermosa y tierna mujer, todo llega, en su perfecto tiempo, y todo pasa. Esto, también pasará...

 

Parar, es vivir el momento entre cada inhalación y cada exhalación. Es tomar el momento entre una actividad y otra. Es estar dispuesta a encontrarte cara a cara contigo misma. Con todo lo que eres; tus miedos, esperanzas, lo que has aprendido a amar, y a aceptar en ti, en la vida... Este es el perfecto momento para nutrirte, recuperar fuerzas, para volver a empezar en septiembre, con las baterías llenas. A seguir haciendo camino, juntas, siempre.

Este mes de agosto la única actividad que te ofrezco, es esta: descansa.Tomando tiempo para estirarte y pasar un gran tiempo, con los pies arriba… Hacer una buena siesta, caminar, mirar el cielo, tiempo con una buena amiga, leer un libro, escribir… Observar lo que quiere surgir en ti, lo que está listo a manifestar. Desde el espacio en ti, al practicar tu presencia. Pregunta y escucha a tu vasto corazón. ¿Qué quieres preguntarle, a tu corazón? ¿Que te contesta? Escucha atentamente…

 

A continuación te paso la información, de nuestros próximos proyectos: Los Viajes de Mujeres a India, nuestros Retiros, y el Viaje de Mujeres al Camino de Santiago. Este tiempo, puede ser un buen momento, para escuchar y elegir, cual es lo que más te llama… Dedica un rato a explorarlos. Leer y conocer la información y fechas, para poder planificar tu tiempo. Darte el regalo, a viajar en ti, creando nuevas experiencias de vida, viéndote a ti, ante todo.

 

Volvemos el miércoles, día 4 de septiembre, con el encuentro de meditación, a las 18:30 hrs, en el estudio, en Gracia. Nos vemos en el Círculo intemporal de las Mujeres.

Bello descanso, en la quietud...

 


Poesía para Tí

Soy la Diosa de la quietud.

Cuando descanso siento que todo se pára.

Escucho mi respiración, me doy cuenta que estoy.

Me vuelvo a presentarme, frente a la vida,y todo sigue fluyendo, cíclicamente, como el agua…

Entonces, me intimido; no soy yo la que lo hace mover, al todo.

Que alivio, puedo tomar momentos de ausencia, de ilusión.

Para volver a encontrarme conmigo misma, eligiendo aceptar.

Con cada respiración, vuelvo aquí, a mi quietud.
Cuando descanso me nutro.

Cuando descanso hago una cosa a la vez.

Cuando descanso, entró en el sagrado espacio dentro de mi.

Y solo Soy…

Ese anhelo, es el mantra que reza, mi corazón.
Paro.

Inhalo.

Respiro, y vuelvo a empezar.

Bailo creando círculos de amor,como el agua…

 


Este es un buen momento para entrar en quietud. Crear, escribir, leer, dibujar, pasear, mover el cuerpo y unirte al baile circular del agua...

Buen descanso, en la vasta quietud del latido de tu corazón…

Namaste y Cariño,

 

 

Comentarios cerrados.